POR QUÉ Y PARA QUÉ

Mientras trabajaba como abogada observe que aunque egresaban de la carrera mas mujeres que hombres, estos últimos ocupaban los lugares mas importantes. A partir de alli nació mi interés por profundizar sobre la razón de ser de lo que se denomina el “techo de cristal”, o sea, porque a las mujeres se les dificulta alcanzar posiciones que tradicionalmente ocupan los hombres. Propicié en el año 2000 la impugnación ante la Junta Electoral del Colegio Público de Abogados de las listas presentadas para elección de cargos porque no respetaban el cupo femenino. Con Florentina Gómez Miranda, María José Lubertino y Leticia Apfelbaum promovimos una acción judicial, que tuvo sentencia favorable. Hoy el Colegio Público de Abogados de Capital Federal respeta el cupo femenino en las listas que se confeccionan para ocupar cargos electivos. Las mujeres siguen siendo un grupo socialmente postergado como tal y los estereotipos culturales se siguen perpetuando a través de la enseñanza y en la familia, en los niños y niñas. Ahora el problema se ha vuelto más conocido, al menos en los aspectos que provocan más impacto social, como el de las injustificables y trágicas muertes que provoca la violencia extrema de género. Esta es la razón de ser que se encuentra en la génesis de esta propuesta para visibilizar el tema, aportando en el camino hacia un cambio necesario. Dra. Marta Paz